Salto de vértigo desde la azotea de un hotel

Para acabar con la monotonía no hay nada como un poco de aventura. Y si la aventura comporta ciertas dosis de riesgo la sensación se convierte en algo adictivo.

Michal Novratil, aparte de ser una de estas personas adictas a la emoción del riesgo, es uno de los mejores saltadores del mundo. Aprovechando su estancia en el paraíso tropical de St. Maarten decidió que la azotea de su hotel sería un lugar idóneo para saltar al océano (con doble mortal hacia atrás incluido, claro).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.