Salvador Sostres nos desvela sus “refinados” gustos durante una pausa del programa Alto y Claro de Telemadrid

Sánchez Dragó abrió la veda, y cual melodioso flautista de Hamelín, ha provocado el aflorar de otros ratoncitos por todas partes. Ratoncitos listillos, literatos y, sobretodo, golosos de los placeres de la carne especialmente tierna.

El último en sumarse a este execrable carro de “celebrities” que nos muestran sus más abyectas bajezas ha sido el escritor y tertuliano Salvador Sostres.

Lejos quedan sus colaboraciones en el Crónicas Marcianas de Xavier Sardà y sus articulos para e-noticies y el diario Avui.

A día de hoy escribe semanalmente artículos de opinión en el diario El Mundo.

El siguiente vídeo, filtrado por los trabajadores de Telemadrid, es una grabación obtenida durante una pausa del programa Alto y Claro. Las palabras del colaborador catalán, que hay que contextualizar en una conversación supuestamente privada, no dejaran a nadie indiferente. Entre otras lindezas se pueden escuchar comentarios sobre “las chicas jóvenes de 17, 18 años, 19, que es ahí donde está la tensión de la carne de ese punto mágico“, afirma.

Otra de las perlas del tertuliano es que “las mujeres deben un respeto a los hombres. El mas fundamental, que vistan ropa interior conjuntada. Nosotros les abriremos la puerta, les cederemos el paso y pagaremos la cuenta del restaurante“.

Para Sostres una mujer que lleva una ropa interior no conjuntada esconde “rasurados poco trabajados, una higiene dudosa y ese aliento que huele a porro“.

Y lo peor… entre el público había un grupo de escolares venidos desde diferentes localidades… entre ellos unos niños de Rabat. Cuando Isabel San Sebastian recrimina a Sostres la crudeza de sus palabras ante un grupo de niños el iluminado tertuliano afirma: “Son de Rabat, no te preocupes, allí van sueltos“.

Lamentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.