Se acerca el invierno: saquemos los suéteres frikis del armario

Ned Stark y todo su linaje no hace más que decírnoslo. “¡Se acerca el invierno! ¡Se acerca el invierno!“.

Acabamos de entrar en el otoño (algo caluroso por el momento), pero el invierno (y todas las criaturas horripilantes que lo habitan) avanza de forma imparable hacia nosotros.

Los años y las estaciones se suceden a tal velocidad que no nos habremos dado ni cuenta que ya veremos de nuevo las típicas luces navideñas y los anuncios de grandes almacenes llamándonos con cantos de sirena a gastar el dinero que no tenemos.

Por eso mismo (y porque pronto no podremos permitirnos pagar el gas de la calefacción y más nos vale ir bien abrigados) sería buena idea ir rebuscando en el baúl de la ropa vieja e ir sacando esos suéteres de lana que juraste no ponerte jamás y que ahora seguro harán que la gente te pare por la calle para sacarse una foto a tú lado.

Abrigo más socialización. Una ganga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.