El candidato ideal para el siguiente reclamo sentimental tiene que ser lo suficientemente inteligente como para obtener el número de teléfono al que llamar mediante una compleja fórmula matemática.

se busca hombre inteligente