Dicen que el tiempo es oro. Y no hay peor forma de perder el tiempo que en el trayecto de casa al trabajo.

Quizá por eso este trabajador de la República Checa decidió invertir 2 años de su tiempo y 4000 dolares en la construcción de un avión monoplaza para recortar algunos minutos de su trayecto al trabajo.

Tampoco es que tardara mucho en coche. Unos 12 o 14 minutos. Pero con el avión tarda unos 7 minutos menos por trayecto. ¡Y eso son 14 minutos más para él!

Construye un avión monoplaza y recorta 7 minutos