Se ruega no tocar los huevos

Hay gente muy aficionada a manosear todo lo que se les pone por delante en un supermercado. Van a comprar un par de naranjas y empiezan a palpar y apretujar una por una todas las que están a su alcance… como esperando dar con la “naranja prometida”.

Ah, evidentemente esto lo hacen sin hacer uso de los grandes olvidados de las secciones de verduras y frutas de los supermercados: los guantes de plástico.

Por esta misma razón es bueno poner a aviso a los clientes con carteles como el que podemos ver en la siguiente imagen. Un cartel con un mensaje con varias interpretaciones: Se ruega no tocar los huevos.

Está claro que los huevos no toleran demasiado bien todo eso del manoseo y de los apretones… ¡con o sin guantes de plástico! xD

se ruega no tocar los huevos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.