Esta muy bien esto de sentir la música, pero si vas en el metro quizá no sea lo más adecuado dejarse llevar por la emoción y soltar cuatro gorgoritos… más que nada porque te pueden estar grabando y puedes descubrir que lo que emites es bastante diferente a lo que pretendías cantar xD

Ojo al tío que hay en primer plano y a sus esfuerzos titánicos por no estallar en carcajadas.