Una aproximación hipotética (y humorística) de cómo sería el Belén (o Pesebre) si el nacimiento de Jesús fuera ahora, en el 2016.

Ya te lo puedes imaginar: selfies, segways, paquetes de Amazon (seguramente ofertas del Black Friday), hipters, tablets, etc…