Si bebes, no montes a caballo…

Tal y como dijo Stevie Wonder en el mítico spot televisivo de la DGT (Dirección General de Tráfico) a mediados de los 80: “Si bebes, no conduzcas“.

Claro que en esta ocasión no se trata de evitar que un desaprensivo se ponga al volante de un vehículo bajo los efectos del alcohol.

Montar un caballo puede que no se considere algo tan peligroso como para imponer ciertas medidas de seguridad… pero, como podremos ver en el siguiente vídeo, no conviene intentar montar a caballo si se va borracho como una cuba.

Y el caballo, pobre animal, tiene más paciencia que un santo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.