Si quieres el número de la chica, preguntale a su madre…

Este chico parece dispuesto a conseguir un buen número de teléfonos de chicas con las que se va cruzando por la calle. Conocedor de la dificultad que esto puede entraña decide aplicar el viejo truco de “entrarle” primero a la madre de la chica.

Su hija es muy guapa, ¿puedo pedirle el número de teléfono?

¿Quién podría negarse a una petición tan educada? Puede parecer mentira, pero en el vídeo que sigue podremos ver que al muchacho el susodicho truco le funciona a la perfección… y los teléfonos de las ruborizadas muchachas acaban (previo consentimiento maternal, que no es poco) en la memoria del smartphone del aprendiz de Casanova con monopatín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.