Ningún trabajo es tan simple que no se pueda hacer mal“. ¡Y que lo digas! Simple y pura ironía en el contenido de una galleta de la fortuna.

pura ironia