Situación insólita tras un accidente entre dos motos de carreras

Si lo hubiesen preparado para un sketch humorístico no les habría quedado tan bien. De hecho, la situación en si no hace gracia. Se trata de un accidente durante una competición de motos.

Como sucede en muchas ocasiones, uno de los pilotos cae al tomar una curva. Su moto, sin nadie encima que le diga lo contrario, se desliza con parsimonia por el asfalto. Con tan mala suerte que acaba por arrastrar con ella a otra moto y a su piloto.

La imagen del piloto del mono negro intentando detener la macabra danza de las dos motocicletas caídas es la mismísima definición de la impotencia y la rabia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.