Una de las versiones de Smell Like Teen Spirit de Nirvana más geeks que uno pueda esperar. Unos discos duros y algún floppy disk (bajo Arduino y Raspberry Pi) son suficientes para interpretar uno de los temas más representativos de los años 90.