Solo en Japón (XIV): Japonés sin complejos

A este señor japonés solo hay que darle una videocámara, una canción japonesa a 500 revoluciones por minuto y unos diminutos slips negros para que te haga un vídeo que difícilmente vayas a olvidar (aunque lo vas a desear).

(¡Gracies Carles!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.