Hacer surf con tacones puede que no sea la mejor idea, pero no hay duda que lograr mantenerse encima de la tabla con ese calzado es todo un desafío.