Una manera muy seca y elegante de surfear sin salir de casa. Solo se necesitan unas escaleras y un colega dispuesto a hacer el papel de tabla de surf. El resto ya depende de su habilidad y de la resistencia osea del susodicho pringao amigo.

Surfeando escaleras