Rebelde compulsivo

Un buen ejemplo de rebelde compulsivo, capaz de desafiar todas y cada una de las normas de esta biblioteca de Dublín. ¡Y cuando decimos todas nos referimos a todas a la vez!

rebelde compulsivo

Algunas de las bibliotecas más majestuosas del mundo

La siguiente galería de imágenes nos muestra algunas de las bibliotecas más majestuosas del mundo. Bibliotecas como las de antes, ¿eh? Con libros físicos, en edificios físicos, con gente física en su interior (y donde, supuestamente, se tiene que leer en silencio, con el móvil parado, etc.)

Ratas de Biblioteca: El Asedio

Bueno, este es el último libro que me he leído. Lo cierto es que des de mi último post de Ratas de Biblioteca ha llovido mucho pero he tenido muy poco tiempo para ejercer el el noble vicio de la lectura.

Libro directo, magistralmente escrito, nos mete de lleno en el asedio francés que sufrió Cádiz en el año 1811. Prácticamente podría decir que esta novela es un documental, un reportaje de la época, como si el autor estuviera presente en ella, describiéndolo todo: la ciudad, la sociedad, las maneras de pensar, ver la vida. Un época donde la Corona Española empezó el declive, la pérdida de todo su poder y esplendor a manos de los franceses y de la propia sociedad, y de unos personajes  tan distintos como el día y la noche que se cruzan entre ellos, como si el destino estuviera jugando con una mueca malvada en su rostro.

Cádiz, 1811. España lucha por su independencia mientras América lo hace por la suya. En las calles de la ciudad más liberal de Europa se libran batallas de otra índole. Mujeres jóvenes aparecen desolladas a latigazos. En cada lugar, antes del hallazgo del cadáver, ha caído una bomba francesa. Eso traza sobre la ciudad un mapa superpuesto y siniestro: un complejo tablero de ajedrez donde la mano de un jugador oculto —un asesino despiadado, el azar, las curvas de artillería, la dirección de los vientos, el cálculo de probabilidades— mueve piezas que deciden el destino de los protagonistas: un policía corrupto y brutal, la heredera de una importante casa comercial gaditana, un capitán corsario de pocos escrúpulos, un taxidermista misántropo y espía, un enternecedor guerrillero de las salinas y un excéntrico artillero a quien las guerras importan menos que resolver el problema técnico del corto alcance de sus obuses.

Un libro muy recomendado para aquellos que les guste la novela histórica, entremezclando hechos reales con ficticios que el autor se encarga de difuminar, dejándonos siempre la duda de que es lo que pasó y que no pasó.

  • Nombre: El Asedio
  • Género: Histórica
  • Autor: Arturo Pérez-Reverte
  • ISBN: 978-84-204-0598-8
  • Páginas: 736
  • Editorial: Alfaguara
  • ¿Dónde comprar? La Casa del Libro

Ratas de biblioteca: Todos los muertos tienen la misma piel, de Boris Vian

Todos los muertos tienen la misma piel (Les morts ont tous la même peau) es otra novela de Boris Vian, escrita en 1947 y perteneciente al grupo de sus obras publicadas con el seudónimo de Vernon Sullivan.

Después de la experiencia positiva con Que se mueran los feos y Escupiré sobre vuestra tumba deseaba seguir explorando el lado oscuro de este polifacético autor francés.

Todos los muertos tienen la misma piel, aunque carece de la contundencia y la crudeza de Escupiré sobre vuestra tumba no dejará a nadie indiferente.

En este caso el libro nos presenta a Dan Parker, un duro y expeditivo barman de Nueva York.

Dan, aunque su genética se ha combinado para otorgarle todos los atributos físicos propios de un blanco, tiene parte de sangre negra en sus venas. Ha logrado hacerse un lugar en la sociedad de los hombres blancos, ocultado su herencia negra. La repudia.

Dan vive como un blanco, casado con una mujer blanca y con un hijo blanco. Pero todo esto cambia cuando aparece Richard, un hermano negro que decide chantajear a Dan amenazándolo con romper su mascarada de hombre blanco y desvelando sus raíces a todo el mundo.

A partir de este momento algo se romperá en el interior de Dan Parker, cayendo en una vorágine de resentimiento, confusión sexual y violencia incontrolable.

Todos los muertos tienen la misma piel | Casa del libro