Bill Gates nos demuestra sus habilidades Ninja

El vídeo corresponde a una entrevista grabada en 1994 donde Bill Gates responde a las preguntas de la periodista Connie Chung para la cadena de televisión estadounidense CBS.

Una de ellas, quizá para romper un poco el hielo o intentar sacar una sonrisa al fundador de Microsoft y uno de los hombres ricos del mundo, le cuestionaba sobre su capacidad para “saltar por encima de una silla“.

Gates, ni corto ni perezoso, se respondió con un pragmático: “Depende del tamaño de la silla“. Y aprovechando que había una silla por ahí procedió a hacer una demostración empírica de sus habilidades Ninja.

Se le podrán criticar muchas cosas al bueno de Bill, pero lo que es sentido del humor no se le puede negar al magnate del software.

Las 10 personas más poderosas e influyentes del mundo según Forbes

La revista Forbes es conocida por publicar la lista de los hombres y mujeres más ricos del mundo. Esta nueva lista presenta a los hombres y mujeres más poderosos e influyentes, incluyendo políticos, líderes religiosos, empresarios, etc.

  • 1. Hu Jintao, Presidente de China.
  • 2. Barack Obama, Presidente de los EEUU.
  • 3. Abdullah bin Abdul Aziz al Saud, Rey de Arabia Saudita.
  • 4. Vladimir Putin, Primer Ministro de Rusia.
  • 5. El Papa Benedicto XVI.
  • 6. Angela Merkel, Canciller de Alemania.
  • 7. David Cameron, Primer Ministro del Reino Unido.
  • 8. Ben Bernanke, Director de la Casa de la Moneda de los EEUU (Federal Reserve).
  • 9. Sonia Gandhi, Presidente de la India.
  • 10. Bill Gates, la Fundación Bill & Melinda Gates.

¿Cómo conseguir que tu Windows sea más rápido que un GNU/Linux?

Para todos aquellos que se empecinan en seguir pagando licencias a Microsoft (jaja), y con ello seguir haciendo a Bill Gates más rico, os dejamos una serie de sencillos pasos a seguir para que este simpático sistema operativo se ponga a la altura de un GNU/Linux.

  1. Defragmentar el disco 3 veces al día
  2. Eliminar el antivirus (mucho consumo)
  3. Desactivar las Actualizaciones automáticas
  4. Actualizar la RAM
  5. Comprar una nueva CPU
  6. Downgrade a Windows 95
  7. Esperar a Windows 9

Nota Importante: Este post es absolutamente irónico. Si quieres que tu Windows se parezca a un Linux casi mejor que le pongas una vela a San Judas Tadeo.

Vía | http://phyx.wordpress.com