Otras maneras de llevar el casco

Esta chica nos quiere enseñar que no hay porque ser mainstream con la forma de llevar el casco. Se puede ser más atrevido e innovador y encontrar otras formas de incrustar la cabeza en su interior.

Otra cosa muy diferente es el nivel de seguridad y protección que va a ofrecer el casco puesto de esa manera.

En cualquier caso no parece que al conductor le suponga un problema que la moza pruebe otras maneras de llevar el casco en su moto.

Otras maneras de llevar el casco

llevar el casto en plan cool

Versión lowcost de la GoPro Hero 2

Una idea para regalar estas navidades, reciclando y gastando poco a la vez.

Todo el mundo habrá oído hablar de la videocámara GoPro. En sus diferentes modelos, esta poderosa cámara permite grabar nuestras aventuras deportivas al fijarse en en el casco, en la tabla de surf o en el soporte que sea.

Bien, en época de vacas flacas como la que estamos viviendo es buena solución dar un nuevo uso a gadgets y dispositivos que tengamos acumulando polvo en el desván o en el fondo de un armario. Y eso es lo que podemos hacer con una vieja cámara, un casco y un poco de cinta adhesiva.

Aquí el único fallo es el tapón del objetivo, que, depende de como, nos puede tapar la visión o, en el peor de los casos, darnos de lleno en un ojo.

Sorpresa de un US Navy a su hijo: «Luke, yo soy tu padre»

El niño quería una fiesta de cumpleaños con ambientación de Star Wars, en la que pudiera ser Luke Skywalker y luchar contra Darth Vader. Su hermana, obviamente, iría de princesa Leia.

Entonces fue cuando Darth Vader hizo acto de presencia. Apareció enarbolando su espada de luz roja, por lo que el joven padawan no dudó en plantarle cara con su propia espada de luz.

Tras la derrota de Darth Vader (y siguiendo el guión de la película) el joven Skywalker descubre quien se esconde detrás de la negra máscara del villano

Su suponía que allí tenía que hallar el rostro de su primo, pero no, se trataba de su padre (que adecuado), un marine de los Estados Unidos al que hacía tres meses que no veían y que había conseguido un permiso especial de 96 horas para asistir a la fiesta de cumpleaños de su hijo.