Cuadros clásicos recreados por una niña de 5 años y su padre

El fotógrafo Bill Gekas nos presenta bellas recreaciones de cuadros clásicos con el denominador común de que en todos ellos aparece su hija de 5 años. Pinturas clásicas de artistas como Caravaggio, Vermeer, Rembrandt, Rafael o Velázquez pueden verse representadas por la niña (y muchas horas de preparación y retoque posterior) a través del objetivo de la cámara fotográfica de este orgulloso padre.

163 películas de terror en 2 minutos y medio

Si eres un aficionado a las películas de terror puede te diviertas identificando a que película corresponde cada fragmento de este vídeo formado por más de 163 títulos clásicos del genero.

Bueno, en el texto del vídeo cuentan 163 películas que muestran 3 o más frames, pero por lo visto si se analiza de forma mucho más detallada… ¡se pueden reconocer más de 190!

Vamos a ver… ¿cuantas puedes llegar a reconocer? xD

Originales estanterías para libros

Lo más habitual es tener a nuestros preciados libros en muebles de estanterías (o librerías) de los de toda la vida. Es decir, con tablas horizontales y forma cuadrada o rectangular. Muebles funcionales y sin más pretensiones que contener libros.

Pero tenemos que saber que nuestras joyas literarias pueden estar en un contexto mucho más original y fashion que esto… solo hay que ver estas propuestas de estanterías para libros.

Javier Clemente opina sobre Mourinho y Guardiola

Javier Clemente, ex-jugador y entrenador de futbol, ex-seleccionador nacional español y actual seleccionador del Camerún, da su opinión sobre los actuales entrenadores del Real Madrid y F.C. Barcelona.

Por lo visto es “muy amigo de Pep Guardiola“, y de Mourinho dice que, como entrenador, es “muy profesional“. Como persona… “no vamos a juzgarlo“.

Tengo ganas de escuchar opiniones y comentarios sobre Mourinho de muchos que ahora se muerden la lengua cuando este se haya ido de la liga española.

Los calzoncillos modelo Pinocho

Pinocho es la marioneta protagonista del libro de Carlo Collodi llamado “Las aventuras de Pinocho” y publicado a finales del siglo XIX que se caracterizaba (entre otras cosas como el hecho de cobrar vida) en que su nariz de madera iba creciendo a medida que salían mentiras de su boca.

Los diseñadores de calzoncillos, muy avispados ellos, no han dejado escapar la ocasión de estampar una de estas prendas interiores con el efigie de la versión Disney de Pinocho y, en el lugar de su juguetona nariz, han colocado una más que útil bragueta.