Niño conduciendo un coche [Fail]

No suele ser demasiada buena idea poner a un niño pequeño al volante de un coche. Y es que aunque la velocidad sea muy reducida en todo momento y se tenga la supervisión de un adulto (se supone) la posibilidad de fail es bastante grande (solo hay que preguntarle a la señora que se caga en todo al final del vídeo).

Niño conduciendo un coche acaba en fail

Si, a veces los pillan [Instant Karma]

Cuando conduces y ves a algún listillo saltándose las normas de circulación sueles quedarte con la sensación de que estos tipos siempre se salen con la suya. Por suerte tenemos pruebas gráficas de que a veces estos desaprensivos son pillados infraganti y, en esas ocasiones, deben responder por sus actos.

A veces los pillan

La venganza del buen samaritano

El buen samaritano está siempre dispuesto a ayudar al prójimo. Pero incluso el buen samaritano tiene un límite en su inmensa bondad.

Sirva de ejemplo el siguiente vídeo. En él podemos ver como un motorista corren en auxilio de un conductor que ha olvidado su móvil y su cartera encima del techo de su coche.

El problema es que dicho conductor no parece entender las intenciones de esa buena persona y responde con bastante mala educación.

Una vez aclarada la situación (y superado el susodicho límite) podemos ver la venganza del buen samaritano.

¿Cómo cargar una excavadora en un camión?

Imagino que la forma habitual de subir maquinaria (como por ejemplo una excavadora cómo de la del vídeo que sigue) a un camión debe de hacerse empleando maquinaria más grande. Parece lo más lógico, pero tengo que reconocer mi más absoluta ignorancia al respecto.

Quizá por eso mismo me resulta sorprendente la habilidad que demuestra el conductor al cargar una excavadora en un camión sin más ayuda que los propios recursos de esta misma (su pala frontal, su pala trasera y sus estabilizadores)… ¡y en poco más de un minuto!

Es lo que llamaríamos un WIN… aunque algo me dice que para este tipo de maniobras con maquinaria pesada la sombra del FAIL siempre está presente, así que… ¡no lo intentéis en casa!