Explicación gráfica de como funciona la economía doméstica

Para los que no entendían como funciona la economía doméstica (y se pensaban eso de… ¡aquí hay algo que no me cuadra! cada fin de mes), alguien se ha currado una sencilla ilustración que despejará muchas dudas.

El funcionamiento es el siguiente: el dinero, ganado con el sudor de nuestra frente en largas jornadas laborales, entra en nuestra cartera muuuuuuy despacito (metáfora con la tortuga). Entonces, una vez dentro, sale muuuuuuuy rápido (representado con la liebre).

Así que ya lo sabéis amiguitos, si lográis invertir esos flujos, os forrareis en menos que canta un gallo (o quizá no tan rápido, pero fijo vamos).

Imágenes de Papa Noel arrestado

Papa Noel (a.k.a Santa Claus, San Nicolás o simplemente ‘Santa‘) tiene el aspecto de un gordito bonachón que no ha roto en un plato en su vida. Aunque provenga de tradiciones paganas, es indudable que a día de hoy forma parte de lo que conocemos como ‘espíritu‘ de la Navidad, por lo que se espera de él que, por lo menos sea un tipo legal.

Pero en esta galería de imágenes (al puro estilo wikileaks) podemos comprobar como el supuestamente santurrón Papa Noel ha tenido sus más y sus menos con las fuerzas del orden y acumula numerosas detenciones policiales.

Vamos, ¡que es un perla el tío! :D

Bueno, esperemos que lo hayan soltado para que pueda repartir sus esperados regalos esta Navidad (rellenando calcetines o dejando regalos al lado del árbol de Navidad, tanto da)… porque vamos, si le quitamos el consumismo a esta sociedad no se yo a donde iríamos a parar :D

Cthulhu se nos viste de Papa Noel

Los profunditos que se hayan portado bien durante este año en R’lyeh puede que reciban la visita del Gran Cthulhu y les deje algún que otro regalo.

En fin, ellos también tienen derecho al consumismo ¿no? Aquí, los grandes perjudicados son los renos que tengan que tirar del trineo del gigantesco Primigenio.

Ni Papá Noel se salva del SPAM

Los tiempos van cambiando y la tecnología nos ha ido permitiendo cambiar las cartas físicas (y con sello) por los “casi instantáneos” correos electrónicos.

Pero a Papá Noel (o Santa Claus o San Nicolás, de verde o de rojo…) por Navidad le gustan las cartas de toda la vida. Las de papel y boli con los regalitos que esperamos recibir alineados con mucho esmero… pero eso no le va a librar de la plaga que asola la red…

Papá Noel, otra víctima del spam

¡Ay, pobre Santa! ¡Esperemos que tanto correo basura y la crisis no le impidan repartir los regalos durante estas navidades (aunque sean más austeros que en otras ocasiones)!