El plan de Sergio Ramos para provocar la expulsión de Gabi

El partido de vuelta de las semifinales de la Champions League que jugaron Real Madrid y Atlético de Madrid nos dejó una fea escena protagonizada por el inefable Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo y Gabi.

En las imágenes se puede ver perfectamente como el capitán del Real Madrid, tras ver como Gabi recibía la primera tarjeta amarilla, “sugiere” al astro portugués que simule un codazo del capitán colchonero y provocar de esta manera la segunda amarilla y la expulsión de Gabi.

En fin, una estrategia cuya efectividad depende del buen ojo del árbitro, pero no creo que haga demasiada gala de fair play ni de compañerismo con el resto de colegas de profesión.

¿Tú que opinas?

El plan de Sergio Ramos

Las «manitas» de Cristiano Ronaldo a Diego Alves

Desconocemos exactamente que le dijo Diego Alves, portero del Valencia, a Cristiano Ronaldo, cuando le fue a recriminar (según su opinión y la del árbitro del encuentro) que simulara un penalti en el área valencianista y que se quejara de forma ostensible.

Lo que si captaron las cámaras fueron las repetidas “manitas” que le mostró el jugador portugués (de forma bastante infantil) al portero del valencia recordándole los cinco goles que el equipo de Mourinho le había endosado en su propio campo.

Veremos si se genera el sentimiento de rechazo que algunos medios afines al Real Madrid crearon alrededor de la manita que mostró Gerard Piqué en el 5 a 0 del Barça al Madrid en el Camp Nou de la temporada 2010/11. En ese momento esto era un gesto muy feo. ¿Lo seguirá siendo ahora?

Cristiano Ronaldo, la Reina y “el chicle”

Recibir un premio en el Palacio del Pardo (Premios Nacionales del Deporte) de manos de la Reina y estar mascando un chicle no parece demasiado protocolario (y mucho menos glamuroso).

¿Que puede hacer un chico “rico, guapo y buen jugador” en ese caso? xD

El bueno de Cristiano Ronaldo encontró la solución llevándose la mano a la boca, sacando el chicle mascado y metiéndolo en el interior del bosillo de su, presumiblemente, cara americana.

Una vez el jugador portugués del Real Madrid salió del apuro pudo, por fin, estrechar la mano de la Reina Sofía.

FIFA o PES: «Y tú, ¿de quién eres?»

En el mundillo de los juegos simuladores de fútbol Electronic Arts y Konami son claramente los que cortan el “bacalao”. FIFA 13 y Pro Evolution Soccer 2013, con sus hordas de leales y fanáticos seguidores, continuarán un año más luchando por llevar a sus aguas al mayor número de nuevos adeptos.

Para esta nueva temporada las dos grandes marcas se han repartido la flor y nata del fútbol mundial a día de hoy. EA, con su flamante FIFA 13 cuenta con la imagen de actual mejor jugador del mundo, el azulgrana Leo Messi. Konami, para su PES 2013 apuesta por su directo rival (tanto en cuestión de equipo como en la persecución de reconocimientos individuales) el madridista Cristiano Ronaldo.

Bien, no sabemos si es que este “stand” estaba colocado en una tienda de Barcelona o que, pero parece que, al menos aquí, el FIFA 13 lleva algo de ventaja en su lucha particular con PES 2013… xD

Cristiano sé feliz: gente que no tiene nada lo anima

Parece que Cristiano Ronaldo se nos va animando poco a poco después de haberla liado parda antes del parón por partidos de selecciones con el tema de que “estaba triste“. Ríos de tinta han corrido en periódicos deportivos (y en los telediarios, en los programas del corazón, etc.) intentando descubrir como alguien tan privilegiado como CR7 (recordemos que es: guapo, rico y buen jugador) puede estar triste (ya sea por dinero, por su contrato, por que no le den reconocimientos individuales, por su situación dentro del Real Madrid…), pero solo él sabe lo que le pasa como para haber desterrado la sonrisa de su rostro.

Aprovechando esta triste situación aparece www.cristianosefeliz.com con la saludable intención de que gente que muchas razones tendría para estar tristes animen públicamente al futbolista portugués… y de paso decirle que puede encontrar la felicidad echando una mano a los que realmente lo necesitan.