Suéter de camuflaje

En un mundo de alfombras el suéter de esta chica prácticamente nos otorgaría la invisibilidad. Es el suéter de camuflaje perfecto xD

sueter de camuflaje

Disfraces de Star Wars lowcost

Seguimos fieles a ofreceros un buen elenco de posibilidades económicas y “elegantes” para posibles disfraces. En esta ocasión la temática es Star Wars: R2D2, C3PO y una especie de Princesa Leia (es difícil asegurarlo) aberrante a más no poder (aunque eso no lo quita su innegable encanto).

disfraces de star wars lowcost

La peor escena de muerte de todos los tiempos

¿Cuál dirías que es la peor escena de muerte de la historia del cine? Si, es difícil elegir solo una escena con la cantidad de cine malo que hay por ahí. Pero deja que de mostremos esta pequeña joya del séptimo arte.

Se trata de un fragmento de la película turca “Kareteci Kız”, 1973. Por lo que parece es la escena final, donde la rubia le da su merecido a un tipo con cara de malo malote.

Entre la chica, una auténtica experta en artes marciales rarunas, las pistolas, que aparecen en las manos de los actores, las heridas, que surgen de las manos del malo y un montón de cutreces más, podemos decir (aunque no asegurar) que se trata de la peor escena de muerte de la historia del cine.

Actualización: Parece ser que la película en cuestión se llama ‘Karate Girl’, es del año 1974 y, efectivamente, es de manufactura turca. El vídeo ha ganado mucha popularidad rápidamente. Tanta que en solo un par de semanas ha sido reproducido más de 14 millones de veces.

La peor escena de muerte

Cómo tunear el coche: tuning lowcost style

Hasta ahora habíamos visto algunos modelos de disfraz lowcost (Iron Man, Silver Surfer, Cíclope, etc.) y algunas otras manualidades de bajo coste. Todo con la intención de ayudar a capear esta crisis económica sin tener que renunciar a nada…

Ahora os presentamos una forma de tunear el coche en plan molón pero con poco dispendio crematístico. Es lo que llamamos tunning lowcost style.

Requisitos: el coche, unos cartones, un cutter, cinta adhesiva (opcional: rotuladores de colores).

Con un poco de maña al cortar y pegar podemos convertir nuestro antiguo utilitario en un auténtico deportivo.