Mossos: Disparando por placer

Curioso vídeo en el que podemos ver que, en ocasiones, se disparan las famosas pelotas de goma (de peligrosidad ampliamente contrastada) de forma totalmente indiscriminada.

Llama la atención el modus operandi que siguen algunos de estos guardianes del orden y la ley para elegir sus objetivos: Mientras uno de ellos sostiene el fusil otro busca a cualquiera (tanto da su actitud o situación) que esté en el radio de alcance del arma y lo marca para que su compañero intente “abatirlo”.

¿Se tratará de una forma de actuar normalizada para la policía autonómica catalana? Aunque seguro que al Sr. Puig le parecerá de lo más normal, algunas escenas del siguiente vídeo son de lo más lamentables.

Tormenta infernal con granizada intensa en Georgia

La naturaleza es una fuerza indomable (hasta ahora y que dure).

En este vídeo podemos ver el poder sin limite de una tormenta infernal ocurrida el pasado día 25 de octubre en Georgia, Estados Unidos.

Ya en los primeros segundos de la grabación vemos que andar al descubierto bajo esa tormenta (y sobretodo bajo ese contundente granizo) no sería nada bueno para nuestra integridad física.

Pocos segundos después se desata un auténtico infierno de lluvia, viento y hielo cayendo del cielo.

Tormenta infernal

Visto en | http://soyplastic.net

Ejemplo de publicidad engañosa: “Seguro, ¡podemos!”

Pocas veces podemos contemplar de forma tan meridiana lo que es una publicidad, sino engañosa, incierta en lo literal de su slogan como en el caso de la imagen que podemos ver a continuación.

– Oye Jim… ¿seguro que podemos pasar por debajo de ese paso elevado?
– Harry… seguro, ¡podemos!

Parece que, al menos en esta ocasión, los chicos de TNT no pudieron ser fieles a lo que prometen en los laterales de sus camiones :)

Si no pasa, no pasa: y si no pasa… ¡toca correr! [FAIL]

Cuando llevas un “toro” en un almacén tienes que aprender a calcular muy bien las distancias. Tienes que ser consciente de que un error puede acabar con una lluvia de objetos cayendo desde todas partes… como bien te podría explicar el protagonista del siguiente vídeo.

Por suerte él (o ella) aplicó correctamente la segunda ley del conductor de carretilla… salir por patas lo más rápido posible. Seguramente eso le evitó daños mayores.

¡Gracias Monchu por hacernos llegar el vídeo!