Gatos de origami, el arte japones del plegado de papel

Es increíble lo que se puede llegar a hacer doblando una y otra vez un simple papel. Claro que no es que sea nada fácil… Lo que aquí llamamos papiroflexia es todo un arte en Japón. El origami.

Aquí os dejamos una serie de gatos creados mediante esta técnica de plegado de papel. Una auténtica camada gatuna.

Krav Maga, el arte de defensa personal del ejercito israelí

El Krav Maga es el arte marcial creado por Imi Lichtenfeld a mediados de la década de los 40 para ser adoptado por el ejercito de Israel.

Hay que tener el cuenta que en esos tiempos (y no es que la cosa haya cambiado demasiado) el reciente estado de Israel estaba sumido en cruentos enfrentamientos regionales, cosa que inspiró a Lichtenfeld a crear un método tanto físico como espiritual que, teniendo su cuerpo y su mente como única herramienta, diese ventaja a sus soldados en el combate cuerpo a cuerpo sobre sus enemigos.

Como podréis ver, se trata de un arte marcial bastante espectacular. Pero queda claro que, fundamentalmente, se basa en una brutal eficacia en la neutralización de una amenaza o un enemigo.

Más Información | http://www.kravmaga.com.br

Andrés Calamaro en Buenafuente: avergonzado por la abolición del toreo en Cataluña

Solo un par de fragmentos de las perlas que el famoso artista argentino soltó en el programa de Andreu Buenafuente (BNF) hace ya algún tiempo, pero con la que esta cayendo merece la pena recuperar estas declaraciones.

«Estoy un poco avergonzado por aquello de mi compatriota que juntó firmas para abolir esta tradición noble de mirar a los ojos a la eternidad, el arte y la muerte, las corridas de toros, que un argentino colabora para hacer desaparecer en la nación, en Cataluña. Falta que un uruguayo vaya a Valencia a prohibir la paella»

«Con solemnidad y no sin cierto pesar, renuncio con el estado televidente español de testigo a mi status de progre, sospechado de rojo y libre pensador. Renuncio a la progresía porque quiero corridas en Cataluña, quiero correrme en una Fiesta de arte y muerte, verte correrte de buena suerte, y es más, quiero que vuelva José Tomás en Barcelona de nuevo y no me muevo de mi respeto a las tradiciones y que los papelones los haga mi compatriota que juntó cuarenta firmas por la derrota de esta fiesta que pintaron Goya y Picasso y por si acaso no quedó claro, le aclaró mi buen Andreu, que hago culto por la libertad de culto y si prohibir es progesía y el progre es rabioso anti rojo, mi antojo es renunciar al progresismo ahora mismo. ¡Toros sí!».

Aquí faltó que Buenafuente le ofreciera un refrigerio a base de sangre de chimpancé y unos canapés de feto de delfín.

Si, es Andrés Calamaro, no un ridículo imitador ni el mismísimo Gañan.

Nada más bello que la vida, nada más cruel que maltratarla

La bilis de los pro-taurinos aun salpica las calles de Barcelona (y de otras aldeas ibéricas) después de que el Palament de Cataluña, y aparentemente de forma democrática, resolviera aprobar la prohibición de las corridas de toros en esta periférica y problemática región nacionalidad comunidad autonómica de España. Y es seguro que ahora muchos lamentan no haber seguido las indicaciones del visionario General Baldomero Espartero, Duque de la Victoria, y sus bombardeos sobre Barcelona cada 50 años. Eso pasa por ir de democráticos y de guais por la vida.

En todo caso no deja de sorprender la airada reacción de algunos sectores de la sociedad española (bueno vale, de los de siempre) cuando sabemos que hace casi 20 años que las corridas de toros están abolidas en Las Canarias (y que incluso los dirigentes del PP de allí se alegran de que otras comunidades les hayan seguidos los pasos) y entonces nadie soltó a los perros rabiosos como ahora. ¿Será discriminación positiva y exceso de cariño?

Desde ese fatídico momento han sucedido muchas cosas: [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] en sedes de juventudes de partidos políticos (ERC) y liándose a hostia limpia con los muchachos, partidos políticos vinculando la resolución parlamentaria a las ansias separatistas de los siempre pérfidos catalanes, declaraciones de incredulidad de dirigentes políticos (tanto de derechas rancias como de izquierdas rancias) incluyendo palabras como: [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE], dictadura, agresión, ignorancia…

Ah! Y la última del PP, paladín y galante de los derechos y libertades de la humanidad, [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] en toda España “por su interés cultural y turístico”. ¡Chupate esa! Macabro juego de palabras.

Y es que ahora quieren defender nuestros derechos constitucionales: la igualdad de los españoles y el acceso a la cultura. Todo por nuestro bien. En defensa de la libertad. Y con esto justifican mantener un sangriento ritual en el que algunos llegan al éxtasis absoluto con el arte que desprende la masacre de un animal.

Ahora todos enarbolan el “prohibido prohibir“… en su enésima demostración de supina hipocresía. Vinculando y contraponiendo, por ejemplo, la ley del aborto con la exigencia de un mínimo de respeto a los animales. Hay que tener poca vergüenza.

O ninguna.