La broma de la electrocución

Hay gente muy amante de las bromas. Se empieza por algo muy “light” y se acaba teniendo que recurrir a bromas bastante más extremas. Véase sino la broma que le preparó este tipo a su señora.

Primero se las ingenia para hacerle creer que está reparando un enchufe de la casa (en plan: ¿ves como me ocupo de las cosas de la casa?) para luego simular una tremenda electrocución cuando la pobre mujer enciende la luz (en plan: ¿ves? Acabas de asesinarme).

Una broma que se podría calificar de “pesada“, aunque habrá que perdonar al pobre diablo porque ya se llevó su merecida ración de bofetadas.