Rakitic, muy enfadado, insulta a Pereira y manda al Granada a segunda

Ivan Rakitic, el jugador croata del F.C. Barcelona, no suele ser de los que encontramos en las bullas que suelan generarse en casi todo partido de fútbol. Pero ante el Granada pudimos ver al Rakitic más iracundo.

El enfado se originó tras recibir Rakitic una tarjeta amarilla por una jugada con Pereira del Granada en la que él mismo se debió considerar el agraviado. Fue entonces cuando se dirigió diversas veces a Pereira de manera muy despectiva (hijo de p…) e indicándole que, como resulta obvio viendo la clasificación actual, el Granada va de cabeza a segunda división.

En fin, una clara perdida de papeles por parte de Ivan Rakitic que con toda seguridad no va a sentirse muy orgulloso cuando se vea por TV.

Rakitic insulta a Pereira

La triste historia de un gruñón

Un hombre con cara de pocos amigos. Es el perfecto gruñón. Mala cara por la mañana, mala cara al mediodía y mala cara por la noche. Todo el mundo puede percibir su mal rollo.

Pero la realidad es que detrás de esa “mala cara” se esconde, simplemente, alguien profundamente triste.

Cae por el hueco del ascensor tras embestir la puerta con su silla de ruedas motorizada

Una mujer se mete en ascensor. Las puertas permanecen unos segundos abiertas, pero se acaban cerrando.

Un chico llega con su silla de ruedas motorizada. Intenta acceder al ascensor antes que se cierren las puertas, pero no lo consigue e impacta con su silla en la puerta metálica del elevador. El chico, enojado, sigue embistiendo la puerta. La puerta se rompe y el chico cae por el hueco del ascensor.

Este es el relato de los sucesos, por absurdo que parezca.

El siguiente vídeo contiene imágenes de un terrible accidente que, aunque no resulta realmente explicito, puede resultar perturbador a personas muy sensibles.

Por la traducción que hemos podido hacer del original de la noticia en Coreano parece que el hombre de 39 años murió al instante debido a los daños causados por la caída de 6 metros por el hueco del ascensor.