Curiosa campaña para fomentar el uso del preservativo

A fecha de hoy, me parece de lo más inverosímil que aun haya gente que no use condones. Es muy triste que se deban hacer cada dos por tres campañas para fomentar su uso entre los más jóvenes, a sabiendas que los preservativos es el método más efectivo para evitar enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados, aunque la Iglesia se empeñe en decir lo contrario. Me abstendré de opinar puesto que se me calienta la sangre.

Pero como parece ser que los jóvenes de hoy en día no se enteran de nada si no ven una teta o el logo de Smirnoff en las campañas de sensibilización, os dejo aquí una de muy muy buena hecha en Inglaterra.

Visto en Yonkis

Murcielagos Vampiro y mordeduras a las personas

Los murciélagos o quirópteros (Chiroptera, del griego kheirós, “mano” y ptéron, “ala”) son un orden de mamíferos voladores cuyas extremidades superiores se desarrollaron como alas. Mientras que otros mamíferos como la ardilla voladora o los dermópteros sólo planean distancias limitadas, los murciélagos son los únicos que son realmente capaces de volar.

La mayoría de los murciélagos son frugívoros o se alimentan de pequeños insectos. Como todo depredador en la cadena alimenticia regula la población de las especies de las cuales se alimenta. Cumplen un papel muy importante en la naturaleza, como polinizadores, dispersores de semillas y controladores de plagas de insectos.

Existen únicamente tres especies que se alimentan de sangre, de las cuales dos lo hacen de aves y sólo el vampiro común (Desmodus rotundus) lo hace de mamíferos grandes, principalmente de ganado en zonas con potreros. Los ataques de estos murciélagos a humanos son poco frecuentes aunque no demasiado extraños.

Una mordedura de un vampiro, por sí misma, resulta poco dañina; sin embargo puede transmitir enfermedades y parásitos en su saliva, que de no ser detectados pueden causar daños importantes. El caso más evidente es el de la rabia. Resulta inexplicable por qué los murciélagos muestran tal resistencia a infecciones virales como la rabia, mientras que sus efectos son notables en otros mamíferos.

¿Vida eterna?

Información sobre la gripe porcina

¿Que es la gripe porcina?

La gripe porcina es una zoonosis, un virus que ataca a los animales y, por condiciones precarias, se modifica genéticamente por lo que puede contagiar al ser humano.

Quienes se contagian son generalmente criadores de cerdos que tienen contacto con los animales afectados sin tomar las medidas de seguridad del caso, continuando la cadena de transmisión a otros seres humanos.

“Las gotitas que salen en la expulsión de la tos y el estornudo son las que generan la transmisión, por lo que es importante tomar medidas de prevención”, explicó el director general de Epidemiología del Ministerio de Salud, Edgar Caballero.

Asimismo explicó en RPP que el mal no se contagia por ingerir la carne sino por los fluidos nasales por toser o estornudar. En tal sentido, recomendó observar medidas de higiene y utilizar pañuelos o papel higiénico al momento de estornudar y toser.

Los síntomas de esta gripe son similares a los de un proceso viral estacional común, y entre estos se incluyen fiebre, letargo, falta de apetito y tos. Algunas personas también experimentan dolor de garganta, náuseas, vómitos y diarreas.

Por su parte, el director nacional de Prevención de Desastres de Defensa Civil, Alberto Bisbal, sostuvo que el país cuenta con un plan de vigilancia epidemiológico para prevenir el ingreso del virus de la gripe porcina.

Según informa el Centro de prevención y control de enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention), la influenza o gripe porcina es una enfermedad respiratoria que afecta a los cerdos y es causada por el virus de la influenza tipo A, el cual provoca brotes comunes de influenza entre estos animales.

La tasa de mortalidad entre los cerdos infectados es muy baja y que por lo general se propaga durante otoño e invierno. Los esporádicos casos de infecciones de influenza porcina en seres humanos se inician, por lo general, con el contacto de niños con los cerdos en ferias o criadores de estos animales.

Los síntomas

Los malestares son similares a los de una influenza estacional en seres humanos

  • Fiebre
  • Letargo
  • Inapetencia
  • Tos
  • Presencia de secreción nasal
  • Vómitos
  • Nauseas
  • Dolor de garganta
  • Diarrea

Un diagnóstico seguro

Para determinar que efectivamente una persona padece de influenza tipo A, se requiere de un análisis especializado a una muestra de secreción, tomada entre los primeros 5 días de aparecida la enfermedad.

Via | http://www.rpp.com.pe