Posando como princesitas de un cuento de Disney

Es el sueño de muchas niñitas. Ir a Disneylandia y posar junto a alguna de las princesitas de cuento que aparecen en alguna de sus películas y encontrar a un apuesto príncipe azul a quien enamorar con su descomunal dulzura.

Pero, como podemos ver en esta imagen, no todas las niñas son de la misma opinión :D

Un ejemplo clásico de “fuck you” de lo más inocente.

Curiosa forma de celebrar haber sido rescatado de un incendio

No sabemos exactamente que diablos le pasa al tipo del vídeo. Parece haber sido rescatado de las llamas y va cómodamente tumbado en una camilla. Pero parece enloquecido. Saluda a los curiosos que observan el rescate y gesticula de una forma bastante peculiar. ¿Problemas mentales? ¿Problemas con las drogas? No lo sabemos…

Al final el pobre señor para-médico es el que se lleva la peor parte con un “fuck you” por vía doble en toda la cara.

Ozzy Osbourne: ¿Quién cojones es Justin Bieber?

En el infierno no conocen a Justin Bieber. O eso o no han informado correctamente a Ozzy Osbourne sobre el joven cantante canadiense.

En una reciente entrevista Ozzy respondió con un expresivo: “Who the fuck is Justin Bieber?” cuando le preguntaron si le gusta la música de Justin Bieber.

Bueno, lo veo de lo más normal. Lo extraño sería que Bieber no conociera la vida y obra de un mito de la música como Ozzy Osbourne, aunque si no sabe ni tan siquiera que es “alemán”…

El hombre del tiempo de la BBC les hace el “fuck you” a sus compañeros en directo

Tomasz Schafernaker, uno de los hombres del tiempo de la cadena británica BBC, reaccionó a una broma de sus compañeros, los presentadores del informativo Simon McCoy y Fiona Armstrong, con una contundente peineta (que fue capturada con cruel nitidez por las cámaras, en riguroso directo).

Vamos, que emulado al Garry Kasparov del Testimonios de Anatoli Karpov les hizo un “fuck you” como la copa de un pino… por suerte no les proyectó ningún eructo… :)

Tomasz Schafernaker y la cadena ya han pedido perdón por si alguien se ha sentido terriblemente ofendido.