Tratando de impresionar a una chica en un bar

Intentar impresionar a una chica en un bar con el truco de abrir una botella de cerveza con los dientes es un todo un clásico. El problema es cuando son dos los pretendientes que aspiran ganarse la atención de la chica. Es entonces cuando la imaginación y la osadía puede marcar la diferencia.

Eso si, la cosa siempre puede acabar en sorpresa para los ambos Romeos.

Intento de impresionar a la novia Fail

Los hay que aprovechan cualquier oportunidad para impresionar a la novia (o simplemente para impresionar a “esa” chica que está mirando). La cosa, en la mayoría de los casos, se reduce a demostrar esas habilidades cuasi divinas con las que la naturaleza les ha dotado.

No nos engañemos. Pocas veces estas habilidades sobrenaturales caen del lado del intelecto. Son casi siempre demostraciones de fuerza o de agilidad (quizá en un intento inconsciente y casposo de decirle a la chica: “¡ei! ¡estoy preparado para protegerte en el caso de un holocausto zombie!“).

Por desgracia las habilidades físicas que uno mismo se atribuye no coinciden necesariamente con la realidad, por lo que más a menudo de lo que uno desearía se produce el inevitable fail (y el desastroso mensaje inconsciente a la chica, que probablemente intentará que no le vuelvan a ver por la calle con semejante mandril descerebrado… ¡y torpón!).