Seguridad laboral [God Mode]

Los hay que no desperdician jamás la oportunidad de vivir emociones fuertes. Los casos más graves de esta adicción no pueden esperar al fin de semana para poner en peligro su integridad física, lo quieren hacer incluso en horas de trabajo.

Es lo que llamamos seguridad laboral [God Mode], o, de forma más sencilla, pasarse la seguridad laboral por el arco del triunfo.

Y ya sabemos que, por desgracia, en demasiadas ocasiones las imprudencias se pagan caras.

¡Esperemos que no fuera el caso!

seguridad laboral god mode

Salto mortal delante del metro

Un tipo se ata bien las zapatillas deportivas y se marca un salto mortal delante del metro. La cosa sale bien, pero no hay duda de que el peligro que ha corrido el muy imprudente. Eso o estamos ante una nueva demostración de cierta habilidad en la edición de vídeo y esto no es más que un fake.

¿Tu como lo ves? xD

Este chico se tomó un selfie demasiado cerca de la vía del tren

¿Qué cómo sabemos que se tomó un selfie demasiado cerca de la vía del tren? Fácil. Se trata de una deducción de lo más elemental.

En primer lugar resulta que en realidad se trataba de un selfie-vídeo, y en segundo lugar, en el vídeo se puede ver como el maquinista del tren le enchufa una patada en toda la cara (y sin tener que alargar demasiado la pierna ¿eh?).

Esperemos que el muchacho haya aprendido “lo peligroso” de ponerse tan cerca de la vía del tren, con cascos en los oídos y despistado haciéndose un selfie. La próxima vez puede que no sea tan divertido.

El peor momento para saltarse un semáforo en rojo

Puntualicemos: nunca hay que saltarse un semáforo en rojo. Bueno, seguro que podríamos sacar alguna situación (extrema) en la que podría justificarse un acto tan imprudente y sancionable como es saltarse un semáforo en rojo.

Pero si ya de por si es algo que no debería hacerse, aun menos, por puras razones pecuniarias, es cuando se tiene a un policía (en este caso un motorista) esperando tranquilamente (y justamente al lado) a que el semáforo se ponga en verde.

En fin, no se que explicaciones le daría este conductor al policía, pero mucho me temo que no se libraría fácilmente de una multa y una buena reprimenda.

Los peligros de intentar un triple adelantamiento

Hay gente con muy poca paciencia en la carretera. Es cierto que en ocasiones uno puede desesperarse por tener que ir a paso de tortuga detrás de uno o varios camiones (o simplemente de otros conductores sensiblemente más prudentes), pero nada justifica intentar un triple adelantamiento con una dosis de imprudencia tan grande como la del siguiente vídeo.

Parece que la cosa acabó con varias personas heridas y hospitalizadas… aunque podía haber sido bastante peor, ¿verdad?