Italia censura a sus ciudadanos el acceso a The Pirate Bay

Los tribunales italianos se han pronunciado. Tras deliberar y consultarlo mucho con la almohada han decidido que la mejor forma de luchar contra la piratería en su país es “prohibir” a sus ISP (y por tanto a sus ciudadanos) el acceso al famoso tracker de torrents sueco.

Italia censura el acceso a The Pirate Bay

Una resolución parecida ya se produjo en 2008 en este mismo país, pero en esa ocasión los abogados de The Pirate Bay apelaron y acabaron ganando el caso. Pero fue una victoria efímera, ya que la corte italiana revisó el caso y dictaminó que los ISP pueden ser obligados a bloquear el acceso a sitios que ofrezcan archivos torrent de contenidos sujetos a derechos de autor, ya que considera que participan en una actividad constitutiva de delito.

Bravo. La censura y el tijeretazo ante todo. Y como si eso fuera a reducir el índice de la llamada “piratería” en Italia. Como si The Pirate Bay fuera el único tracker de torrents del mundo… o como si fuera tan difícil burlar esa censura mediante el uso de un simple proxy…

En fin, veamos como evoluciona la cosa… y veamos si los iluminados de otros países descubren que el método Chino también les resulta tremendamente interesante…

¡Porca miseria!

Visto | http://torrentfreak.com

La ministra y su primera aproximación a Internet

En el siguiente vídeo podréis ver la recreación realizada por los actores de The IT Crowd del glorioso momento en que unos técnicos informáticos muestran a la flamante ministra de “Cultura” los secretos de Internet… (¡con el permiso de los ancianos!)

A ver si con esta información puede elaborar un buen plan de ataque para que en el 2010 internet sirva para facilitar la declaración de hacienda y leer el periódico oficial del estado (y los mails aprobados por el IGD –Inquisidor General Digital– claro).

Pero bueno, quizá no les importen a la ministra y al PSOE los votos de los internautas… ya se ocupan de confundir términos (pirata) y de denominar ilegal a lo legal (Goebbels method)… pero en recortes de derechos y libertades solo debemos esperar turno.

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

Martin Niemöller