Quien avisa no es traidor: lo que vas a comer quizá te mate

Dice el dicho que quien avisa no es traidor.

Son bien conocidas las millonarias demandas que algunos afectados estadounidenses han conseguido cobrar a empresas tabacaleras, compañías aéreas, etc…

Parece que una forma de evitarlas es avisar de antemano al “consumidor” de los “potenciales peligros” que el uso o consumo de ese producto pueda ocasionarle, haciéndole responsable a él y descargando a su vez de responsabilidad a la compañía.

Quizá es por esta razón que podemos leer “disclaimers” de la contundencia del que se puede apreciar en la siguiente imagen.

Sustancias químicas que el Estado de California considera que causan cáncer, defectos de nacimiento u otros daños reproductivos, pueden estar presentes en los alimentos que se venden o sirven aquí.

Vamos a ver… si sabes que un compuesto químico es cancerígeno… ¿es suficiente con poner una nota al final de un papelucho de menú para descargarse de responsabilidad? ¿no sería mejor prohibir la inclusión de esos compuestos en la alimentación de la población? En fin…

La conspiración de la comida, por Alex Jones: ¿Estamos ingiriendo alimentos con aditivos tóxicos?

¿Está la industria de la alimentación intoxicándonos con la complicidad de nuestros gobernantes? ¿Estamos ante una auténtica conspiración para controlar el desarrollo y la población humana?

El nuevo vídeo de Alex JonesComida: El último secreto” (Food: The Ultimate Secret) nos explica algunas de las técnicas que la industria de la alimentación está usando (según sus investigaciones y otras documentaciones aportadas) sin ningún tipo de escrúpulos hacia los daños que causan en sus consumidores.

Aspartamo, alimentos transgénicos, agua fluorada, aditivos tóxicos, glutamato monosódico, hormona de crecimiento en la leche, control de la natalidad, eugenesia… saca tus propias conclusiones.