Un hombre agredió a otro «porque le llamó Melendi»

Parece ser que algunos no se toman demasiado bien que les llamen “Melendi“. Al menos esa es la versión que un hombre le dio al fiscal para justificar el haber agredido a otro individuo.

¿Estaremos ante una nueva generación en el ancestral mundo de los insultos? ¿Que habría pasado si en lugar de Melendi le hubiese llamado Justin Bieber?

En fin, seguiremos con interés estas nuevas tendencias y os mantendremos informados xD

Aclarando los hechos ante el fiscal

A veces en un juicio las cosas se sacan un poco de quicio. Es por esa razón que cuando te pregunta el fiscal lo mejor es dejar bien claro como sucedieron las cosas…

Pregunta del Fiscal: ¿Es cierto que usted, el día de los hechos, se cagó en los muertos del denunciante, en toda su puta familia, en la persona de su madre y en el hijo de puta de su padre, al igual que en toda la corte celestial?

Repuesta del acusado: No, es falso… Yo estaba tranquilamente trabajando en la fundición y entonces le dije: “Antonio, por Diós ¿no te das cuenta de que me has echado todo el acero fundido por la espalda y que es una sensación muy desagradable?”.

Si es que con buena educación nos entendemos todos mejor…

Juez del caso Breivik jugando al “solitario”

Parece que hay más de uno al que el peso de la responsabilidad no le quita el sueño. Un ejemplo de esta capacidad inhumana de abstracción lo pudimos ver durante el juicio que se está celebrando en Noruega contra Anders Breivik.

El juez Ernst Henning Eielsen (uno de los 5 jueces encargados del caso), era sorprendido jugando en su ordenador al conocido juego de cartassolitario” mientras el tribunal escuchaba la declaración de un profesor sueco. No ha faltado, sin embargo, quien salga en defensa de este juez aduciendo que los jueces procuran concentrase en lo que dicen los testimonios, y que “hay muchas formas de concentrarse“.

Recordemos que Breivik está acusado de ser el responsable del asesinato de 77 personas el pasado año en Noruega.