Ratas de Biblioteca: El Asedio

Bueno, este es el último libro que me he leído. Lo cierto es que des de mi último post de Ratas de Biblioteca ha llovido mucho pero he tenido muy poco tiempo para ejercer el el noble vicio de la lectura.

Libro directo, magistralmente escrito, nos mete de lleno en el asedio francés que sufrió Cádiz en el año 1811. Prácticamente podría decir que esta novela es un documental, un reportaje de la época, como si el autor estuviera presente en ella, describiéndolo todo: la ciudad, la sociedad, las maneras de pensar, ver la vida. Un época donde la Corona Española empezó el declive, la pérdida de todo su poder y esplendor a manos de los franceses y de la propia sociedad, y de unos personajes  tan distintos como el día y la noche que se cruzan entre ellos, como si el destino estuviera jugando con una mueca malvada en su rostro.

Cádiz, 1811. España lucha por su independencia mientras América lo hace por la suya. En las calles de la ciudad más liberal de Europa se libran batallas de otra índole. Mujeres jóvenes aparecen desolladas a latigazos. En cada lugar, antes del hallazgo del cadáver, ha caído una bomba francesa. Eso traza sobre la ciudad un mapa superpuesto y siniestro: un complejo tablero de ajedrez donde la mano de un jugador oculto —un asesino despiadado, el azar, las curvas de artillería, la dirección de los vientos, el cálculo de probabilidades— mueve piezas que deciden el destino de los protagonistas: un policía corrupto y brutal, la heredera de una importante casa comercial gaditana, un capitán corsario de pocos escrúpulos, un taxidermista misántropo y espía, un enternecedor guerrillero de las salinas y un excéntrico artillero a quien las guerras importan menos que resolver el problema técnico del corto alcance de sus obuses.

Un libro muy recomendado para aquellos que les guste la novela histórica, entremezclando hechos reales con ficticios que el autor se encarga de difuminar, dejándonos siempre la duda de que es lo que pasó y que no pasó.

  • Nombre: El Asedio
  • Género: Histórica
  • Autor: Arturo Pérez-Reverte
  • ISBN: 978-84-204-0598-8
  • Páginas: 736
  • Editorial: Alfaguara
  • ¿Dónde comprar? La Casa del Libro

De transexuales a transgénicos de un plumazo

Tremendo el lapsus de Alberto Oliart, presidente de la Corporación RTVE, durante una intervención ante la Comisión Mixta de control parlamentario a RTVE.

Oliart, en su comparecencia del pasado 24 de junio (parece que ha pasado tiempo hasta que este “gazapo” se ha difundido), dijo:

[…]los homosexuales, sean hombres o mujeres, los ‘transgénicos’, etcétera, cuando han sido legalizados han dejado de pertenecer a los grupos antisistema, para incorporarse a la sociedad normal.[…]

Lo más curioso del caso es que parece que en el diario de sesiones la díscola palabreja parece que se corrigió por “transexuales“.

¿ Le aparecería a quien tomaba nota la famosa frase del Google: “Quizás quiso decir: transexuales” ?

Noticia en La Vanguardia | http://www.lavanguardia.es

El Dr. Hard informa: Reportaje de la SGAE en TV3

Yo no canto en la ducha ni silbo en la calle por miedo a la SGAE (Grupo de Facebook)

Ayer por la noche en la cadena de tv TV3 hicieron un interesantísimo reportaje sobre la SGAE. Para aquellos que no sepan quienes son (me dirijo a nuestros lectores del otro lado del charco ;) que nos leen con frecuencia), la SGAE es la Sociedad General de Autores y Editores, un ente privado que como en la mayoría de las cosas, su nacimiento fue concebido con unas ideas y a terminado siendo uno de los organismos más odiados debido a su insaciable (y a veces incomprensible e irracional) afán recaudatorio.

20060727110718-sgae

La SGAE se dedica (según ellos mismos) a defender los derechos de autor y a repartir los beneficios de los mismos con un sistema de “quien más beneficio produce a la SGAE, más ve defendidas sus obras con dinero”.

En este reportaje se pueden ver auténticas barbaridades y como el Gobierno (y por defecto) el poder Judicial defiende a estos ladrones a la SGAE y no al ciudadano. Pongamos algunos ejemplos que se ven el vídeo:

  • A un empresario de la restauración, le impusieron una multa de 800€ por tener la tele encendida durante el día. (ver noticia)
  • A una peluquería, un inspector de la SGAE le impuso un pago mensual de 12€ por tener la radio encendida. (ver noticia)
  • A una pastelería, por tener la radio encendida, la multaron con cerca de 700€. ([Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE])

Todos estos casos fueron judicialmente recurridos y todos ellos perdieron. Cabe decir que tanto la televisión como la radio, ya pagan derechos de autor por emitir contenido y son dos medios de comunicación públicos. Entonces, porqué si yo pongo la radio para distraerme y distraer al personal de mi negocio, se me considera un distribuidor de contenido audiovisual ? No están estos derechos pagados? Se me considera distribuidor de contenido audiovisual cuando pongo la radio en mi panadería a las 5 de la mañana mientras me parto el espinazo haciendo pan ? És ilícito poner la radio en mi negocio para que el personal se distraiga y amenice el ambiente, cuando los derechos de reproducción ya están pagados? Ridículo ….

sgae-himno-nacional-pagar

Incluso hay un grupo de música no perteneciente a la SGAE que desde que esta fuera, no tiene que pagar por anticipado el 10% de las entradas de sus conciertos, es decir, de sus propias creaciones de las cuales dispone él mismo el copyright. ¿Que pasa? ¿Me tengo que proteger de mi mismo?

Ved el vídeo y juzgad … vale la pena puesto que hay más casos de los aquí resumidos. ¡Para flipar!

Si no podéis ver el vídeo, pinchad aquí.

Y estos son sólo algunos casos. Hay otros muchos y cada uno de ellos es más inverosímil que el anterior. Triste, tristísimo…

Saludos.