El ladrón torpón: roba un bolso y acto seguido se estrella con la moto

El protagonista del siguiente vídeo bien podría ser considerado uno de los ladrones más torpes del mundo criminal.

El tipo, lo que es robar, no lo lleva mal. Sin ir más lejos es capaz de robar un bolso del interior de un vehículo mientras la propietaria está llenando el deposito de combustible.

Pero lo que es la parte de la huida.. bueno, eso lo lleva bastante peor.

No sabemos si por los nervios propios del momentazo o por que no tiene ni idea de conducir una moto, el tipo se estrella a la primera de cambio y da al traste con toda su elaborado plan delictivo.

El ladrón torpón

Por suerte el tipejo no se salió con la suya y la señora parece ser que recuperó su bolso. Esperemos que el muy bellaco y malandrín tuviera tiempo de pensar en lo que hizo en el calabozo xD

Intento de robo a punta de pistola fail

En un intento de robo a punta de pistola lo más recomendable es no jugársela y dejar que el ladrón se haga con la recaudación del día. Pero no todo el mundo está dispuesto a que los malos se salgan con la suya, y ni tan siquiera un arma de fuego les disuade de enfrentarse con ellos.

¿Qué hace el perro mientras el dueño no lo ve?

Este vídeo es un alegato al valor de la perseverancia. Una demostración de que la insistencia y el esfuerzo acaban ofreciendo sus frutos. En este caso el esforzado protagonista del vídeo es un perro que lucha por obtener su objetivo.

La ventana de tiempo que tiene el perro para lograr dar con el pan es pequeña. Se corresponde con el tiempo que hay entre que el humano sale y vuelve a la cocina. Cualquier error supondrá ser descubierto y, probablemente, regañado, así que hay que se precisos y rigurosos.

Unos cuantos saltos servirán para medir la dificultad de la empresa. ¡Genial! ¡Parece que el objetivo es posible! Solo harán falta un par de buenos saltos para que el pan tostado acabe en las fauces de nuestro peludo amigo.

Un perro muy espabilado, sin duda. Lástima que una cámara oculta lo pilló de lleno con “el morro en la masa” xD

Maestro del robo: cómo hacerse con un iPhone

Hay que reconocer que lo de este tipo carece del encanto de Oliver Twist y de las enseñanzas ladronescas de maese Fagin, pero no se puede discutir de que se trata de un auténtico especialista en lo que a sincronización se refiere.

Lo primero que hace es fijar su atención, disimuladamente, en la víctima y en lo que puede tener a su alcance. Entonces se coloca cerca suyo, al lado de la salida del vagón de metro (o tren) y se hace un poco el loco. Después, y gracias a su control absoluto de los tiempos de apertura y cierre de las puertas, realiza el robo y abandona el vagón justo unas fracciones de segundo antes de que se bloqueen las puertas.

La víctima no puede más que ver al ladrón alejarse por el andén con su botín en las manos (en este caso un flamante smartphone iPhone).

¡Toma nota y evita que te pase algo parecido!

Pillado con las manos (o la guitarra) en la masa

No hacen falta demasiados años de academia policial para atrapar a según que landronzuelo. Al fin de cuentas parece que todo se basa en una poderosa capacidad de análisis del sospechoso y del lugar del crimen.

Este policía, por ejemplo, demuestra tener buen olfato para dar con “los amigos de lo ajeno“. Un simple registro demostrará que el sospechoso intentaba llevarse un artículo (sin pagarlo previamente, se sobreentiende) de una tienda de instrumentos musicales.

Lo que no sabemos es si aparte de esa guitarra eléctrica metida en el interior de su pantalón el muchacho había “adquirido” el amplificador a juego… y donde lo llevaba.