Cómo no tomarse una bebida flameada

El flameado es una vieja técnica que se realiza a cócteles y bebidas mezcladas que contienen cierta dosis de alcohol inflamable que se enciende antes de consumirlo.

Está claro que se trata de una técnica muy estética y espectacular, pero no se puede olvidar que, al tratar con fuego, puede conllevar ciertos riesgos.

En el siguiente vídeo podemos ver uno de los riesgos a los que hacemos referencia. Y es que parece que para minimizar los riegos no es suficiente con la breve exposición del camarero, pues un simple error provoca que la situación se complique y mucho.

Esperemos que la cosa quedase en un susto.

Skater flambeado (on fire total)

Un poco de fuego puede convertir cualquier truco encima de un skate en algo absolutamente espectacular. ¡Espectacular y digno de ser grabado en vídeo y subido al Youtube!

Estos muchachos, que son muy espabilados, lo saben y decidieron tener sus 5 minutos de gloria con un vídeo lleno de emoción, habilidad y fuego. Mucho fuego.

Tras un par de descensos por una rampa en llamas decidieron dar un paso más allá hacia la gloria. Un buen chorro de gasolina (o lo que sea ese líquido inflamable que usan) en los pantalones del “skater” tendrían que servir como colofón a esa esplendorosa exhibición.

Gasolina, fuego, cámara… ¡ouuuuuch que me quemo!

Curiosa forma de celebrar haber sido rescatado de un incendio

No sabemos exactamente que diablos le pasa al tipo del vídeo. Parece haber sido rescatado de las llamas y va cómodamente tumbado en una camilla. Pero parece enloquecido. Saluda a los curiosos que observan el rescate y gesticula de una forma bastante peculiar. ¿Problemas mentales? ¿Problemas con las drogas? No lo sabemos…

Al final el pobre señor para-médico es el que se lleva la peor parte con un “fuck you” por vía doble en toda la cara.

Android, Windows Phone 7 o iPhone4: ¿cual se asará antes?

¿Qué smartphone sucumbirá antes a las llamas de una parrilla? Este es sin duda uno de los experimentos más gamberros con teléfonos móviles que he visto en tiempo.

Se trata simplemente de poner 3 smartphones en una parrilla: uno con Android, otro con Windows Phone 7 y otro con iPhone. Una vez tenemos esto, se le prende fuego y a esperar.

Y los resultados son los que son: primero cae el teléfono armado con Android, despues cae el iPhone de Apple y, como paladín del aguante, queda el Windows Phone 7 en el Hall of Fame parrillero.