Las 50 fobias más raras

Una fobia es un miedo intenso y desproporcionado ante objetos o situaciones concretas como, por ejemplo, a las cucarachas o a los lugares cerrados (claustrofobia).

También se suele catalogar como fobia un sentimiento de odio o rechazo hacia algo.

Todo el mundo tiene más o menos claras los significados de las fobias más comunes o “populares”, pero existen multitud de fobias, algunas de ellas verdaderamente peculiares.

Aquí os dejamos un listado con las 50 fobias más extrañas:

  • 1. Allodoxafobia Miedo a las opiniones de los demás
  • 2. Apeirofobia Miedo al infinito
  • 3. Araquibutirofobia Miedo a las cáscaras de los cacahuetes
  • 4. Autofobia Miedo a uno mismo
  • 5. Bogifobia Miedo al hombre del saco, el monstruo del armario…
  • 6. Cacofobia Miedo a la gente fea o a la fealdad de uno mismo
  • 7. Caliginefobia Miedo a las chicas guapas
  • 8. Catisofobia Miedo a sentarse
  • 9. Chamainofobia Miedo a Halloween
  • 10. Cipridofobia Miedo a las prostitutas
  • 11. Colpofobia Miedo a los genitales
  • 12. Consecotaleofobia Miedo a los palillos chinos
  • 13. Cromatofobia Miedo a los colores
  • 14. Crometofobia Miedo al dinero
  • 15. Dextrofobia Miedo a los objetos a la derecha del cuerpo
  • 16. Dutchfobia Miedo a alemanes y holandeses
  • 17. Eisoptrofobia Miedo a los espejos
  • 18. Epistemofobia Miedo al saber y al conocimiento
  • 19. Escatofobia Miedo a la materia fecal
  • 20. Ecofobia Miedo al hogar
  • Continue reading “Las 50 fobias más raras”

Ramoncín cantando “Come as you are” de Nirvana (Epic FAIL)

José Ramón Julio Martínez Márquez (a.k.a Ramoncín), el Paladín de la SGAE, el defensor de los derechos de autor frente a los herejes y paganos, nos presenta su nuevo single: Come as you are de Nirvana. Lo curioso del video (y cito textualmente porqué yo no podría mejorarlo ni queriendo) de la revista RollingStone:

Cuesta creer que en tan poco tiempo, 3 minutos y 40 segundos, se comentan tantas tropelías musicales. La víctima es la canción Come as you are, clásico de Nirvana. Y el malhechor (nunca mejor dicho) es Ramoncín. Además de desafinar como si no hubiera mañana desde el primer segundo, El Rey del Pollo Frito se olvida la letra de la canción (minuto 1:40), aúlla (1:55), se echa un bailecito inadecuado para una joya del grunge (2:20) y más tarde (2:35) directamente se inventa la letra.

Una imagen vale más que mil palabras:

“Chapeau” Ramoncín …. viva, bravo y olé. No puedo decir nada más, me asaltan las lágrimas a los ojos viendo que, cada día que pasa, te hundes un poquito más.

Fuente del Copy-Pasteo | Rolling Stone

Andrés Calamaro en Buenafuente: avergonzado por la abolición del toreo en Cataluña

Solo un par de fragmentos de las perlas que el famoso artista argentino soltó en el programa de Andreu Buenafuente (BNF) hace ya algún tiempo, pero con la que esta cayendo merece la pena recuperar estas declaraciones.

«Estoy un poco avergonzado por aquello de mi compatriota que juntó firmas para abolir esta tradición noble de mirar a los ojos a la eternidad, el arte y la muerte, las corridas de toros, que un argentino colabora para hacer desaparecer en la nación, en Cataluña. Falta que un uruguayo vaya a Valencia a prohibir la paella»

«Con solemnidad y no sin cierto pesar, renuncio con el estado televidente español de testigo a mi status de progre, sospechado de rojo y libre pensador. Renuncio a la progresía porque quiero corridas en Cataluña, quiero correrme en una Fiesta de arte y muerte, verte correrte de buena suerte, y es más, quiero que vuelva José Tomás en Barcelona de nuevo y no me muevo de mi respeto a las tradiciones y que los papelones los haga mi compatriota que juntó cuarenta firmas por la derrota de esta fiesta que pintaron Goya y Picasso y por si acaso no quedó claro, le aclaró mi buen Andreu, que hago culto por la libertad de culto y si prohibir es progesía y el progre es rabioso anti rojo, mi antojo es renunciar al progresismo ahora mismo. ¡Toros sí!».

Aquí faltó que Buenafuente le ofreciera un refrigerio a base de sangre de chimpancé y unos canapés de feto de delfín.

Si, es Andrés Calamaro, no un ridículo imitador ni el mismísimo Gañan.

Cariño… no se si tragarme eso del síndrome de Stendhal…

Es lo que tiene el arte. Pero el arte con mayúsculas, ¿eh? Porque la verdad es que no conozco casos del Síndrome de Stendhal (o Síndrome de Florencia) causado por el famoso calcetín de Tapies (aunque no vamos a reabrir este viejo debate, ¿no?).

No, aquí hablamos de una de las obras cumbres del renacimiento. Hablamos del David de Miguel Ángel… una imponente obra de más de 5 metros de altura en la que el polifacético y genial artista italiano plasmo toda su técnica escultórica…

Y es que muchos son los que se quedan “colgados” viendo una de estas magnas obras… los ojos empiezan a hacer chiribitas, la cabeza te da vueltas y pierdes el control de las extremidades… pero lo de esta chica no estamos seguros que sea un caso de síndrome de Stendhal al uso…

Una mujer india se come 60 Bhut Jolokia (o Naga Jolokia) en 2 minutos, y sobrevive

El 9 de abril de 2009 Anandita Dutta Tamuly, una mujer hindú de 26 años se comió 51 chiles Naga Jolokia en 2 minutos, y sobrevivió.

Anteriormente, en 2006, Anandita había logrado comerse 60 Naga Jolokia en 2 minutos y pasarse 12 de ellos por los ojos sin soltar ni una sola lágrima (wikipedia).

Esta mujer quiso figurar en el Libro Guinnes de los Records como “la mujer más picante del mundo”. Esta hazaña se realizó en público en Jorhat, una ciudad situada a 300 kilómetros al este de Guhawati, la capital del estado de Assam.

Según dijo Anandita se volvió muy aficionada a las guindillas cuando tenía cinco años, ya que sufría una inflamación en la lengua y su madre le aplicaba pasta de pimientos para curar la infección. Después de esas curas, esta mujer desarrolló el gusto por los picantes.

Y a continuación uno de sus intentos por figurar en el libro de los records (no lo intentéis en casa).

Si buscáis Naga Jolokia o Bhut Jolokia en YouTube veréis docenas de vídeos donde insensatos temerarios se graban en plena experiencia de degustar uno de estos pimientos considerados los más picantes del mundo (1.041.427 en la escala de Scoville, o sea, que pican de la ostia) .