El típico primer día practicando snowboard y usando el remontador

Aunque ahora te deslices por las pistas negras como Apolo sobre su carro solar, seguro que no siempre fue así. Difícil será que los primeros intentos de mantenerte encima de la tabla de snowboard fueran mucho más estables que los de un bebé. Nadie nace aprendido.

Pero los remontadores… los remontadores son un caso especial. Los momentos inolvidables de humillaciones y ultrajes ubicados en remontadores son prácticamente infinitos.

Ilustremos pues este texto con un didáctico vídeo. En el que podemos ver lo bien que se lo pasaron unos jóvenes en su primer día de snowboard y de remontadores.

Primer día de snowboard

Ola de nieve gigante generada por un tren en Nueva York

Cuando las vías del tren están sepultadas bajo una espesa capa de nieve no es demasiado recomendable pasar con un tren a gran velocidad. Y mucho menos recomendable para los viandantes es arrimarse a las vías para que la ola de nieve gigante que se genera les convierta literalmente en muñecos de nieve.

El siguiente vídeo se tomó en Nueva York, concretamente en la estación de Rhinecliff-Kingston, y en el podemos apreciar en Slow Motion y con todo lujo de detalles el efecto anteriormente descrito.

Minimizar daños [poniendo a salvo la cerveza]

Si caminas por encima de la nieve o el hielo entra dentro de lo posible que patines y acabes por los suelos. Si encima llevas una lata de cerveza en la mano lo más probable es que salga volando y acabe por echarse a perder.

Es entonces cuando entra en acción el protocolo de seguridad para minimizar daños. Y dado que el trompazo es inevitable, el objetivo primordial es poner a salvo la cerveza.