Pac-Man y su cuenta en Twitter

La mayoría de personas que tienen una cuenta en Twitter suelen alegrarse bastante de que otros usuarios empiecen a seguirles (lo que en Twitter se denomina “followear“, “hacer follow“, “following“, etc). Pero a Pac-Man no parece hacerle nada de gracia descubrir que nada más y nada menos que tres fantasmas (el azul, el amarillo y el rojo) han empezado a seguirlo (evidentemente con intenciones poco claras).

Recreativa de Pacman de toma pan y moja

Los que vivimos la era de las máquinas recreativas en los 80 y 90 (las de los míticos 5 duros) guardamos un grato recuerdo de una de las máquinas más entrañables y memorables que jamas haya existido: la de Pacman.

Una máquina con una estructura robusta, contundente pero la mar de agradable a los ojos.

Una delicia para los más nostálgicos y deseosos de horas y horas de comer cocos y enfrentarse a tenaces fantasmas de colores.

Lástima de la chica esta que nos tapa un poco la máquina ¿eh? :P

Pac-Man siempre al acecho de los “cocos”

Pac-Man, el popular videojuego creado por Toru Iwatani para Namco, siempre ha sido más conocido, al menos en España, por el nombre de “comecocos“.

¿Y a que viene ese nombre? ¿Es que tenemos que suponer que los puntos blancos que llenan los pasillos de los laberintos del juego son “cocos“? ¿Cocos de “cocotero”? ¿Con cáscara y todo?

Mientras resolvemos este trascendental enigma del s. XX pasemos a ver una versión algo más prosaica de Pac-Man y sus “cocos”.

Por cierto, ¿que tipo de “coco” te da poderes sobrenaturales para cazar fantasmas después de zampártelo? :P

Bikini modelo PacMan: se trata de comerse un coco y luego… al fantasma

No dejes pasar la oportunidad de ser la chica más geek de la playa. Con el nuevo bikini modelo PacMan puedes dejar a todo el mundo con la boca abierta por tu deslumbrante originalidad (y si consigues que tu novio vaya de Picachu seréis indiscutiblemente los reyes de la arena).

Eso si, si alguien se hace con un coco… puede que vaya a por tu fantasma :P

Pacman Humano: otra locura de Remi Gaillard

El galo Remi Gaillard nos tiene acostumbrados a todo tipo de idas de olla. Cuando no se disfraza de canguro lo hace de Mario Kart o de gusano (colapsando una carretera).

En esta ocasión Remi nos ofrece la versión humanizada de un clásico de los videojuegos: Pacman (con fantasmas y algún que otro cabreo incluidos).

¡Gracias por el vídeo Zareone!