Pancarta de Greenpeace en el podio del Gran Premio de Bélgica: “Save the artic”

Los activistas de Greenpeace querían sabotear los intereses de Shell en el día que más repercusión iba a tener la empresa de hidrocarburos anglo-neerlandesa. Ni más ni menos que en pleno podio del Gran Premio de Bélgica de F1.

Escondieron para ello unas pancartas con las que reivindicaban la protección del Ártico y su oposición a que Shell empiece a extraer petróleo de esta zona “virgen” del planeta.

Aunque los responsables de seguridad del Circuito de Bélgica se dieron prisa en retirar las pancartas que, de forma remota, iban apareciendo en primer plano, su lema pudo ser contemplado por todo el mundo: “Save the Arctic“.

[Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]
Página de Greenpeace (Salvemos el ártico) | http://www.greenpeace.org

Pregúntame por qué te mereces el infierno

El tipo lleva una pancarta que (nunca mejor dicho) reza: “Pregúntame por qué te mereces el infierno” y no parece muy feliz.

El chico y la chica, encantados con la vida y para evitar que ese señor se moleste en decírselo, nos lo muestran con mímica.

Maradona lanza una patada a un seguidor de su equipo

El mítico (y para muchos el mejor jugador de fútbol de la historia) Diego Armando Maradona, no parece ser un tipo con la paciencia como principal virtud.

El astro, actualmente dirigiendo al equipo el Al Wasl de Abu Dabi, lanzó una patada a la mano de un aficionado (supuestamente de su propio equipo) durante la previa del partido ante el Emirates en el Estadio Zabeel.

¿La razón? Pues que hay gente un poco tocapelotas, todo hay que decirlo. Maradona intentaba colocar bien una pancarta con un mensaje para su nieto, Benjamín Agüero, hijo del futbolista argentino Sergio Agüero y su hija, Giannina Maradona, cuando a su vez, el “pateado” aficionado situado detrás de la reja que sostenía la pancarta, la iba apartando para poder observar al celebre entrenador de su equipo.

Después de tres intentos fallidos, Maradona optó por una precisa patada en la mano del molesto fan.

Independientemente de la anécdota, Maradona y los aficionados del Al Wasl pudieron festejar la victoria de su equipo 3 – 0 frente al Emitares.