Taekwondo Spiderman (surtido de saltos y patadas)

Parece ser que Spiderman, aparte de sus poderes arácnidos y sus redes sintéticas de nanotubos, tiene un excelente dominio de las artes marciales. En concreto del Taekwondo. Véase sino el siguiente vídeo con un completo surtido de saltos, golpes y patadas de este hombre araña cinturón negro de Taekwondo xD

Taekwondo Spiderman

Un combate de taekwondo intensísimo… entre niños

La práctica de artes marciales por parte de niños, y en concreto del taekwondo, suele estar erróneamente asociado por la mayoría a un deporte violento y poco aconsejable.

Deben saber los que piensen eso que la práctica del taekwondo ayuda al desarrollo de capacidades físicas como fuerza, elasticidad y resistencia, además de ser positivo en aspectos sociales y morales como la adaptación, integración, carácter, disciplina, personalidad, valor, respeto, prudencia y saber ganar o perder con elegancia (entre otros valores).

En el vídeo que sigue podremos contemplar un intenso combate entre dos contendientes de armas tomar. Ataviados con el kimono correspondiente y todo el set de protecciones propias de la práctica de este deporte (olímpico, no lo olvidemos), casco, peto, guantes, etc, lo peculiar de estos luchadores es que son dos niños pequeños con un estilo de combate de lo más gracioso…

¡Gracias por la recomendación Edu!

Un violento salta al campo de juego y suelta un puñetazo a un jugador rumano

Lamentable acción la que se vivió en el estadio Ilie Oană cuando un aficionado del Petrolul Ploieşti (Rumanía) saltó al campo para soltar un puñetazo por detrás al defensa central del Steaua de Bucarest, George Galamaz.

Segundos después se desataba el caos encima del terreno de juego. Al final los responsables de seguridad pudieron llevarse al agresor y el arbitro tuvo que acabar suspendiendo el encuentro (empezaron a caer bengalas al campo, una de ellas sobre el portero del Steaua).

Pelea en Las Vegas: el dulce sabor de la venganza

Las Vegas, Nevada. Conocida como La Capital Mundial del Entretenimiento (o del vicio), Las Vegas, a pesar de Hollywood y de la mitología que la rodea, esconde historias sin un ápice de glamour.

En una de sus callejuelas (seguramente a unos cientos de metros de algún casino con mesas repletas de dinero) aparece un tipo apresurado. Detrás suyo un par de fulanos, sacando agallas de su superioridad numérica, irrumpen en escena con ganas de darle una buena somanta de palos.

En un abrir y cerrar de ojos el tipo está en el suelo. Sus dos perseguidores lo inmovilizan y le empiezan a zurrar a placer. Como si esto no fuera suficiente, aparecen dos damiselas (supondremos que las novias de los dos valientes), ansiosas por descubrir que se siente al apalear entre cuatro a un tipo inmovilizado, se unen a la fiesta.

Pero de repente las cosas se tuercen. No sabemos si el solitario “cervatillo” consiguió despertar el “famoso sentido del honor de las peleas callejeras” en algún que otro espectador del linchamiento o es que simplemente sus amigos pasaron al contraataque… el hecho es que los papeles se intercambiaron en un suspiro…

Y cuando parece que la cosa se quedará en tablas entra en juego el factor más despiadado de todos: la venganza.

El vídeo que sigue contiene escenas de violencia explicita, avisado estás: