Déficit de atención grave

No sabemos si este luchador acabó ganando su pelea o no, pero lo que si sabemos es que se distrae muy fácilmente. Mucho nos tememos que la explicación técnica de su entrenador no fue lo que más llamó la atención del muchacho. ¿Será que sufre un déficit de atención grave? xD

déficit de atención

¿Qué hace el perro mientras el dueño no lo ve?

Este vídeo es un alegato al valor de la perseverancia. Una demostración de que la insistencia y el esfuerzo acaban ofreciendo sus frutos. En este caso el esforzado protagonista del vídeo es un perro que lucha por obtener su objetivo.

La ventana de tiempo que tiene el perro para lograr dar con el pan es pequeña. Se corresponde con el tiempo que hay entre que el humano sale y vuelve a la cocina. Cualquier error supondrá ser descubierto y, probablemente, regañado, así que hay que se precisos y rigurosos.

Unos cuantos saltos servirán para medir la dificultad de la empresa. ¡Genial! ¡Parece que el objetivo es posible! Solo harán falta un par de buenos saltos para que el pan tostado acabe en las fauces de nuestro peludo amigo.

Un perro muy espabilado, sin duda. Lástima que una cámara oculta lo pilló de lleno con “el morro en la masa” xD

Haciendo el amor con un coche a plena luz del sol

Los hay que no tienen reparos en mostrar al mundo sus pasiones. En este caso, amor por los coches y sus prietos tubos de escape.

El hombre, probablemente bajo los efectos del alcohol, fue pillado haciendo el amor con un coche (el coche de otra persona para más recochineo).

Lo que no se esperaba (imaginamos) es que le grabarían en pleno acto y que su arte amatorio podría ser contemplado por todo el mundo xD

Haciendo el amor con un coche

El truco del mendigo con las piernas amputadas

Este mendigo, que pide limosna por las calles de una ciudad de China, tenía su papel muy bien aprendido hasta que desvelaron su secreto. El truco del mendigo consistía en aparentar tener ambas piernas amputadas. Un sencillo artificio que, sin duda alguna, incrementaba la recaudación al final del día.

En el siguiente vídeo podrás comprobar como se las ingenió para engañar a todos menos al avispado transeúnte que desbarató la pantomima.

El derrotado pillo, inmovilizado por su propia treta, tuvo que irse calle abajo arrastrándose sobre su carrito y con un aspecto bastante poco digno.

El truco del mendigo