Para que luego digan que las vacunas no duelen

Solo hay que ver lo que sufre este pobre hombretón después de una, supuestamente, inofensiva vacuna. ¡Para que luego digan que las vacunas no duelen! ¡La gran farsa de la medicina! ¡Abajo las agujas y las inyecciones! (en pastilla, pomada o polvos mucho mejor que en supositorios, gracias).

Para ser sinceros diría que el tipo ya estaba lamentándose bastante antes del pinchazo, pero bueno… era dolor por adelantado xD

Cómo hinchar una rueda sin bomba de aire

La forma más habitual para hinchar una rueda de automóvil (en este caso un pedazo de 4×4) es usando una bomba de aire. En cualquier gasolinera podemos (generalmente de forma gratuita) comprobar la presión e hinchar los neumáticos.

Pero a veces puede que necesitemos poner a punto nuestras ruedas en circunstancias en las que no tenemos disponible una magnifica bomba de aire, por lo que nos las tendremos que ingeniar para conseguirlo de otras formas.

Una de esas formas nos la muestran estos espabilados camaradas de la madre Rusia (o alrededores). No sabemos exactamente como se lo montan, pero se aprecia como rocían el neumático con algún tipo de gas inflamable y luego le prenden fuego.

El neumático, como por arte de magia, queda hinchado y ajustado a la llanta, dispuesto a seguir dando guerra xD

¿Algún experto en la sala que nos pueda explicar que principios se aplican a esta “magia”? ¡Gracias!