Malos presagios: todo apunta a desastre

No hace falta ser adivino para presagiar que se está cocinando un desastre. Un señor con huevos (muchos huevos), una señora de buen ver en una postura sugerente y una cáscara de plátano: una composición que solo puede indicarnos… ¡malos presagios!

malos presagios

El plátano olímpico, camino a Londres 2012

Sucedió en Guildford, una importante ciudad del sur de Inglaterra y capital del condado de Surrey. Todos estaban pendientes del paso del atleta con la antorcha (conteniendo esta a su vez la llama olímpica) hacia su destino: la inauguración de los juegos olímpicos de Londres. Hasta aquí todo bastante normal.

Lo que no debían esperar los ansiosos espectadores era contemplar una nueva modalidad en esta antigua tradición de la antorcha olímpica.

Un empleado de la empresa de desarrollo de videojuegos Media Molecule (LittleBigPlanet) saltó a la calle portando orgulloso en su mano “el plátano olímpico” (o banana olímpica) y empezó su carrera hacia Londres.

Por desgracia a los policías desplegados para mantener la seguridad del evento no les acabó de convencer esta nueva especialidad y decidieron detener la carrera de este intrépido desarrollador.

Bananaman o simplemente otro WTF japonés

Los creativos comerciales de la marca Dole (una compañía norteamericana de fruta) decidieron que, para su campaña en Japón, necesitaban crear la imagen de un superheroe que se pudiera relacionar con el sector de la fruta. ¿Y que mejor que bananaman?

Nota: Bueno, la verdad es que todo lo anterior carece de total veracidad, pero es muy probable que tenga algún parecido, aunque remoto, con lo que pasara, hipotéticamente, en realidad.

¿Quién sabe si esta idea se podría exportar a España y crear nuestro propio Platanitoman?