Postitman

Postitman. Puede que sea el superhéroe más inútil de todos, pero nunca olvida nada (al menos hasta que el post-it deja de pegar).

En fin, una buena manera de dejar huella en la oficina.

postitman

Un Megaman en la pared hecho con Post-It

Un buen ejemplo de decoración geek de lo más mola y totalmente lowcost.

El material necesario es simplemente un buen surtido de paquetes de post-it de diferentes colores (varias tonalidades de azul, negro y amarillo), un pared (a ser posible blanca) y seguir las instrucciones de una imagen pixelada de tu personaje preferido (a ser posible del universo 8-bits).

En este caso podemos ver un Megaman perfectamente realizado y pegado en la pared.

Eso si, a menos que refuerces un poco más el “enganche” de los post-it contra la pared, tarde o temprano te encontraras los pixeles de tu obra de arte volando por toda la habitación xD

Un montón de cosas que puedes hacer con unos post-it

Hay que ver la de cosas que se pueden hacer con algo tan simple como es un post-it (el papelito ese, generalmente amarillo fosforito, con una banda adhesiva para dejar notas, pegarselo a la espalda a alguien con un mensaje graciosos o lo que sea).

Y es que quien se aburre en una oficina es porque quiere ¿eh?