El gol “escorpión” del colombiano Mao Molina

Mauricio Molina (conocido en el mundo del fútbol como Mao Molina), parece que no se perdía ni uno solo de los partidos de su paisano de Medellín, René Higuita… y seguramente de allí su afición por las rematadas tipo “escorpión” (aunque Higuita usara ese recurso para parar balones y el para marcarlos).

En cualquier caso aquí os dejamos el vídeo de este espectacular gol de escorpión de este jugador colombiano que milita actualmente con el FC Seoul.

Jugada de fantasía de Leandro Damiao frente a Emiliano Papa en un Argentina – Brasil

Sucedió en un reciente partido amistoso entre Argentina y Brasil. El brasileño Damiao, en una internada por la derecha, sorprendió a todos (aunque especialmente al lateral argentino Emiliano Papa) realizando un regate de auténtica fantasía y un remate por alto que, por muy poco, no se convirtió en un gol de antología.

Primero quise matarlo, y luego aplaudirlo, eso ya por supuesto con la cabeza más fría“.
No pude hacer nada, creí que iba a intentar el regate pero nunca una jugada como esa. Me sorprendió.

¡Sencillamente espectacular!

Fail intentando chutar un balón de fútbol

La acción que intenta este muchacho (que no es guapo ni rico ni buen jugador de fútbol) no es, a priori, una maniobra que exija gran capacitación técnica. Ni tan siquiera requiere una gran forma física

Con un poco de coordinación ojo – pierna y un mínimo de estabilidad sería más que suficiente. Pero un fail es un fail.

Eso si, el que se lleva la peor parte es el balón, que, si hacemos caso al ruido que se oye, acabaría siendo un balón de fútbol extraplano.

Un jugador de fútbol recibe una patada en la cabeza para evitar un gol [Fail]

Sucedió en un partido de la serie B del fútbol brasileño que enfrentaba a los equipos del Guaratinguetá y Vila Nova.

En una jugada de peligro lanzada por los jugadores del Vila Nova el balón queda justo encima de la linea de gol.

Diego Dedone, jugador del Guaratinguetá, consigue evitar el gol desde el suelo, rozando el balón con su cabeza… cuando, inesperadamente, Everton, un compañero de su equipo, intenta despejar el balón con tan mala suerte que le chuta la cabeza.

Y al final la pelota acaba en los pies de un jugador del Vila Nova que solo tiene que empujarla hasta el fondo de la portería del Guaratinguetá.

Un Fail en toda regla… tanto sacrificio y dolor… ¡para nada!