El billete, por favor [dormidos en el tren]

Hay personas que es sentarse en un confortable asiento de tren o metro y caen fulminados en los brazos de Morfeo. Y eso no sería un gran inconveniente (salvo quizá saltarse la parada deseada) salvo por las dificultades que añade a la desagradecida tarea de los revisores.

Así es. Esos pobres trabajadores cuyas obligaciones laborales incluyen verificar que no eres una especie de delincuente lowcost y que tu ticket está en orden (timbrado, con sus zonas correspondientes, etc).

Queda claro que si el “sospechoso” está soñando vete tu a saber con que, pues difícilmente va a facilitarle el trabajo, ¿verdad? Bueno, un toque o dos en el hombro suele bastar en la mayoría de los casos… ¡Pero no en todos! ¡Los hay que dormirían en medio de un bombardeo aéreo! Ah, y sin duda también los habrá que sencillamente se hacen los dormidos, claro.

Entonces es cuando los amigos del enredo se apuntan a la fiesta y le echan una mano al personal del tren… ¡y una mano al cuello de los bellos durmientes!

Selfie de un oso

Este oso quiso inmortalizar el momento en que se cruzó con una simpática chica mediante un selfie. Lo que no sabemos es si usó algún tipo de palo o con la zarpa ya tuvo suficiente.

selfie oso

Truco para tener un escote de infarto

No se si esto se puede considerar alta traición (algo como revelar trucos de magia entre los magos) pero en el siguiente vídeo una chica muy simpática nos va a explicar un truco (nada sofisticado) para lucir un escote de infarto.

Pero cuidado. Puede que después de conocer este truco ya no vuelvas a ver este tipo de escotes generosos con los mismos ojos… o quizá si xD

Incidente en la gasolinera

Suele ser recomendable quitar la manguera del surtidor de combustible del depósito del coche antes de arrancar. Más que nada para evitar problemas como irse con la manguera a rastras, salir volando por una explosión en plan Michael Bay o cargarse vete tu a saber que… en fin, que mejor quitar la manguera y punto.

La chica del vídeo (rubia, aunque esto es absolutamente circunstancial) no hizo caso a esta ancestral recomendación y acabó con parte de la manguera en su depósito y con otra rebotada hacia el surtidor de combustible.

En esta ocasión la chica tuvo suerte y no hubo explosión ni nada, pero no conviene tentar al diablo… xD