Devorado por tu saco de dormir

Ya puedes reposar plácidamente en tu confortable saco de dormir mientras, aparentemente, eres devorado por un hambriento tiburón. Todo esto gracias al ingenio de los lumbreras que han diseñado este saco de dormir con la forma de un tiburón en pleno acto de “zampar”.